Para qué sirve la vitamina D3 o Vitamina del Sol.

Para qué sirve la vitamina D3 o Vitamina del Sol.

¿Qué es la vitamina D3?

La vitamina D es una hormona producida por el organismo gracias a la acción de los rayos solares ultravioleta de grado B (UVB). Aunque la mejor fuente de vitamina D es el sol, del que obtenemos entre el 80 y el 90% de la vitamina D que necesitamos, de ahí que además se la conozca como la vitamina del sol, también existen suplementos de vitamina D3 y alimentos que la contienen.

Beneficios de la vitamina D.

La vitamina D es esencial para la salud y para envejecer en buena forma. Actualmente, cada vez hay más carencia de vitamina D y esa carencia va asociada a la aparición de enfermedades degenerativas y trastornos asociados al envejecimiento.

La acción de esta vitamina es necesaria para que el calcio se fije a los huesos y a los dientes. Es esencial para garantizar un crecimiento normal con huesos sanos y fuertes y prevenir el raquitismo que es una enfermedad que se produce por falta de vitamina D.

Resulta imprescindible para mantener el estado óptimo de la piel y las mucosas, para frenar y prevenir la osteoporosis, que es una descalcificación ósea que sobreviene con la edad; para garantizar una función tiroidea sana y para mantener en buen estado el sistema inmunitario.

Es clave para envejecer en forma, ya que facilita la diferenciación celular y por tanto favorece la renovación de los tejidos. Buenos niveles de vitamina del sol garantizan que todos los tejidos y órganos se mantengan en buen estado más tiempo y se renueven con más facilidad.

Esta vitamina tiene comprobados efectos antiinflamatorios, por lo que su déficit va asociado a distintos trastornos que cursan con la inflamación como son la esclerosis múltiple, la enfermedad de Crohn, la enfermedad de Em, la colitis ulcerosa, muchos trastornos de tiroides, distintos tipos de cáncer asociados a un estado inflamatorio crónico, como el de mama, colon, próstata y piel.

Enfermedades degenerativas del sistema nervioso como el Alzheimer y muchas depresiones están asociadas a la carencia de esta vitamina del sol, que contribuye a mejorar el ánimo, motivo por el que la fatiga crónica y el trastorno afectivo emocional se asocian a niveles bajos de vitamina D. Hay estudios que vinculan la baja fertilidad con estos niveles bajos.

Cómo se metaboliza la vitamina D.

Cuando tomamos el sol, alimentos ricos en esta vitamina o complementos alimenticios, lo que estamos obteniendo es la vitamina D3 que es la forma no activa de la vitamina D. La forma en la que el organismo transforma la D3, no activa en la D, activa, es un proceso complejo, por lo que no es tan fácil obtener buenos niveles de vitamina D.

Al tomar el sol, un tipo de colesterol que tenemos en la piel, llamado deshidrocolesterol se transforma en colecalciferol o vitamina D3. El colecalciferol se almacena en el hígado y en casi todos los tejidos del organismo. Es ahora cuando la vitamina no activa se tiene que convertir en vitamina D activa y lo hace en dos fases. La primera se produce en el hígado, donde la vitamina D3 se transforma en 25.hidroxicalciferol y la segunda fase se produce en los riñones, donde el 25.hidroxicalciferol se transforma en calcitriol que es diez veces más potente que la vitamina D3 original. El calcitriol es realmente la forma metabólicamente activa de la vitamina D, la que realmente utiliza el organismo para cubrir sus necesidades.

Por último, el hígado y los riñones trabajan en asociación con la glándula tiroides para asegurarse de que haya siempre niveles adecuados de calcio en sangre. El organismo transforma las reservas de vitamina D3 en calcitriol cuando realmente lo necesita y la orden la da la paratiroides.

El calcitriol o forma activa de la vitamina D es esencial para la salud de los huesos, facilitando la absorción de calcio y fósforo en los riñones, evitando que se pierdan con la orina.

Para asegurarse buenos niveles de esta vitamina, toma el sol sin protección, sin tostarte y sin excederte. Basta con dar paseos a pie o en bici. Ingiere alimentos como la leche, los cereales, pescados grasos (caballa, atún, salmón, sardina), huevos o queso. Cuando el estrés diario, las comidas fuera de casa por el trabajo, el exceso de horas en el interior de casa o en la oficina y por tanto la falta de tiempo al sol, sobretodo en invierno sean la tónica general, toma cápsulas de Vitamina D3 o Calcio + Vitamina D3 Bionama.

 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Buscar nuestro sitio

Carrito de compra